Es muy probable que muchas personas conozcan las características principales de una jirafa, pero recientemente científicos descubrieron algo un poco particular, se trata de un par de jirafas enanas que fueron documentadas por primera vez.

En África hay muchos grupos de investigadores que se dedican a estudiar esta increíble especie, pero uno de estos se sorprendió al ver a las jirafas enanas salvajes. Sin duda, son los primeros animales de este tipo de los que se tiene evidencia fotográfica, y desde entonces, las imágenes han circulado por Internet.

Los investigadores de Giraffe Conservation Foundation (GCF), publicaron un artículo en BMC Research Notes, donde describen a las dos especies halladas en poblaciones separadas.

Jirafas enanas documentadas por primera vez

Jirafas enanas
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

El artículo es el primer relato científico conocido acerca de enanismo en jirafas, y agrega las posibles causas del porqué resultaron ser enanas entre su especie.

Una de las jirafas fue vista en el Parque Nacional Murchison Falls, de Uganda, y la otra en una granja en el centro de Namibia.

Animal con problema de crecimiento
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

Estos animales aparecieron mientras el grupo de investigadores realizaba un estudio fotográfico para determinar el número de su población, su comportamiento y distribución en África.

Los científicos decidieron capturar varias imágenes para tratar de medir las dimensiones de las extremidades del par de jirafas que sufrían de enanismo. Luego de ello, descubrieron que estos dos animales tenían las patas más cortas comparadas con otras jirafas, pero los cuellos tenían la misma longitud.

Animal enano visto
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

El Dr. Michael Brown fue el autor principal del artículo con colaboración de Emma Wells, el hombre explicó que los casos de este tipo son extremadamente raros. Además, que ambas jirafas sufren de displasia esquelética (Desarrollo anormal de las células), un trastorno que afecta el desarrollo de los huesos y causa malformaciones.

Las jirafas fueron llamadas Gimli y Nigel, una mide 9.3 y la otra 8.5 pies de altura, para comparar, la jirafa promedio mide entre 15 a 20 pies de altura.

Jirafa enana vista
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

Todavía no se sabe si este padecimiento puede tener algún efecto perjudicial en la supervivencia o en la reproducción de las jirafas salvajes. No obstante, varios investigadores especulan que su tamaño puede ser un obstáculo para los depredadores, pero también puede ser un problema para encontrar pareja.

Por lo pronto, el equipo de investigadores sigue muy de cerca a este par de animales, para poder establecer si hay algún tipo de variación.

Emma explicó que al principio fue un poco difícil detectar a las jirafas, pero al final, luego de realizar diversas comparaciones, pudieron determinar la conclusión.

En un comunicado, Emma comentó:

«Si bien, el granjero de Namibia había visto a Nigel regularmente por varios años, fue solo después de nuestras observaciones que se dio cuenta de que no era un joven sino una jirafa macho completamente desarrollada. Solo comparándola con otras jirafas su diferencia de estatura se vuelve obvia».

Comparación
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

No hay duda de que este par de animales ofrecen una visión única de esta especie, y que es un descubrimiento bastante increíble y asombroso para la ciencia.

Las jirafas han experimentado una disminución significativa de su población, por ello, la GCF y otras organizaciones, unen esfuerzos para prevenir una posible extinción.

Especie normal
Imagen | GCF/Michael Brown/Emma Wells

En África ya se están llevando a cabo programas de conservación y monitoreo en Namibia, Uganda y otros países, con el fin de proteger la especie.





Ver publicación original

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: