¿Cómo preparar a mi perro de caza?

 

Se puede definir al entrenamiento de mascotas como el encauzamiento del potencial innato del perro a través de la motivación, el respeto mutuo y el control en favor de un comportamiento social aceptable y trabajo de campo eficaz.

Hay que tener en cuenta que el adiestramiento canino siempre tiene un sentido de coacción, de enfrentamiento de voluntades, pero a través de ello, se le ofrecen al perro otras atribuciones antes negadas.

Cualquier dueño puede adiestrar a su perro, siempre y cuando lo conozca tan bien como a él mismo. Con capacidades físicas normales, objetivos claros, en posesión de tantas dosis de determinación como de paciencia y constancia, a su vez, aplique una técnica correcta.

Cualquiera que sepa presidir el entrenamiento con actitud plena de flexibilidad, firmeza perseverancias y sentido de justicia cuando toque asignar un castigo o repartir el premio. Tiene más de arte que de ciencia y sensibilidad que método.

Es mejor comenzarlo cuando el carácter del cachorro se va formando, mucho determinará la actitud del maestro en el temperamento y se tendrán que reducir las experiencias negativas. Asimismo, se tendrá que dar el vínculo afectivo entre ambo pues facilitará la comunicación con el animal y su disposición para el trabajo con accesorios y aprendizaje.

Recuerda que una educación temprana en aspectos como sacarlo con la correa, la respuesta al silbato y al hombre, la comprensión del comando de control NO, las rutinas de comida, sueño y paseo o la acomodación en el coche, sentarán las bases para un adiestramiento futuro más fluido y natural.

A todos los perros se les puede entrenar, pero hay algunos en los que resulta ser más fácil:

  • Border Collie
  • Caniche
  • Pastor Alemán
  • Golden Retriever
  • Dóberman
  • Perro pastor de las islas Shetland
  • Labrador Retriever
  • Rottweiler

 

Comentarios

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • chat
    Agregar un comentario