Adrián Conde

La dieta Barf para gatos se ha convertido en una tendencia con mayor apogeo en los útlimos años, aunque no es algo nuevo. Esta dieta tiene como base, alimentar a nuestras mascotas como si estuvieran en su hábitat salvaje

Orígenes de la dieta Barf para gatos

Los orígenes de la dieta Barf para gatos, se atribuyen a dos figuras importantes en el área animal, la Sra. Debbie Tripp y al veterinario Ian Billinghurst. La abreviatura BARF significa en sus siglas en inglés, “Biologically Appropiate Raw Food» o «Bones and Raw Food” (huesos y carne cruda).

Hoy en día, es conocida como una dieta muy sana y natural, a base de carne, huesos y vísceras crudas. Por ello, se asemeja a la dieta de un animal en un hábitat salvaje y es considerada más saludable, ya que no se pierden los nutrientes por la cocción de los alimentos.

Composición y proporciones

Los porcentajes de los alimentos y ración de dieta barf para gatos, es algo importante a considerar para el beneficio de nuestras mascotas. Y es muy importante la congelación de los alimentos.

Esta dieta debe mantener un equilibrio entre los huevos, vísceras, carne cruda, verduras y otros complementos. Es un tipo de alimentación muy saludable para gatos, la cual debe ser de 95-100% de partes de animales y el restante 5% compuesto por vegetales (si quieres) y otros alimentos

El componente principal es carne con grasa, siendo la mayor fuente de energía para nuestras mascotas felinas. Se recomienda que la carne presente entre 15 y 25% de grasa.

Los huesos carnosos crudos, es el segundo componente en esta dieta, siendo una gran fuente de minerales para los felinos de la casa. Se recomienda que dichos huesos, tengan un 15% de la parte animal y estos deben ser de acuerdo al tamaño de nuestra mascota (deben estar crudos).

Las vísceras también son muy importantes, para lograr el equilibrio en la dieta de nuestras mascotas. En el caso de nuestros gatos, requieren la taurina, el cual es un aminoácido que no producen en suficientes cantidades y por ello deben ingerirlo.

Los gatos no requieren mucha fibra, por lo tanto, deben ingerir un 5% máximo de vegetales, siendo esto algo opcional. Recuerda que es vital no dar carbohidratos a los mininos, son carnívoros estrictos.

Preparación dieta Barf para gatos

Un plato orientativo para un gato de 4 kg, con una actividad media podría ser:

  • 80g Carne de pollo
  • 32g Corazón
  • 32g hueso carnoso de pollo
  • 8 gramos de hígado de pollo
  • 8 gramos de otra víscera
  • 1 Huevo de codorniz
  • Aceite de pescado

Comienza cortando muy bien los trozos de carne (a no ser que estén acostumbrados a presa, les suele gustar más fácil) luego, agrega el hueso carnoso, el corazón, el huevo y los vegetales si vas a ponerle.

Sirve la comida a temperatura ambiente (los gatos prefieren la comida templada) y a disfrutar.

Beneficios de la dieta Barf para gatos

Son muchos los beneficios de la dieta Barf para gatos y entre ellos:

  • Brinda las proteínas, vitaminas, grasas, taurina y aminoácidos que requiere el gato, sin lo perjudicial de los alimentos procesados con químicos, conservantes y carbohidratos, que ellos no pueden procesar.
  • Disminuye considerablemente los problemas de peso y pereza, de esta forma el animal será más activo.
  • Su pelaje será brillante y saludable.
  • El mal olor de las heces ya no será un problema.
  • Mejora su salud y la ingesta de líquido.

Te animo a que te pases al bando de la dieta Barf para gatos y así mejores su calidad de vida. Recuerda que tienes disponible el Ebook de dieta barf para gatos. Y si no sabes como hacerlo, puedes pedir un asesoramiento personalizado para que te ayude.

Ver publicación origial

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: