Luke es tan encantador como travieso, él llegó a casa hace pocos meses pero sus padres ya aseguran que su pasatiempo favorito es causar problemas y hacer travesuras. Tal como quedó en evidencia hace poco, cuando su familia regresó de hacer unas compras y encontró a su perro atrapado en una calabaza.

La madre adoptiva de Luke cuenta que desde el primer día el perro ha tenido fascinación por morder todo lo que encuentre a su paso. Luke disfruta explorar todo a su alrededor y su familia ya no se sorprende con sus travesuras.

Becca Ann Hoerner, la madre de Luke, dijo a The Dodo:

“Es literalmente todo el día y la noche que se mete en cosas que no debería, juro que sabe lo que no debería y va directo a ello. Desde que lo trajimos a casa, hemos tenido que recoger todas las cosas de plástico, metal, cerámica, ladrillo, incluso artículos de concreto, ¡porque él masticará / cargará CUALQUIER COSA excepto un juguete para perros!».

Familia encuentra a su perro atrapado en una calabaza

Adorable mascota jugando
Imagen/BECCA ANN HOERNER

Cuando la familia salió a hacer compras para el Día de Acción de Gracias canadiense solo tardaron cerca de 15 minutos, pero no imaginaron que en tan poco tiempo pudieran encontrar alguna travesura.

Lo cierto es que Luke encontró la manera de sorprender a sus padres y esta vez logró superar toda expectativa. Cuando la familia regresó y encontraron al perro atrapado en una calabaza solo podían reír.

Perro atrapado en una calabaza
FB/BECCA ANN HOERNER

Becca cuenta:

“Llegamos a la casa y mi esposo metió las bolsas, pero rápidamente salió corriendo de la casa con una risa histérica. Me gritó que entrara a la casa y la única información que me dio es ‘Tienes que ver esto’. ¡Me preocupé de inmediato hasta que llegué a la puerta y Luke estaba allí para recibirme con una enorme calabaza pegada en la cabeza!».

Todos estaban riendo al ver a Luke brincando con la calabaza atorada, pero el can no le prestaba importancia, él parecía estar divirtiéndose. La calabaza era parte de la decoración en una de las mesas del hogar y todo indica que tan pronto su familia salió de casa el perro aprovecho para tomarla.

La madre de la mascota dijo:

“Termina con todo tipo de cosas pegadas a él de forma regular. ¡Estaba brincando solo tratando de hacer contacto visual a través de los agujeros de los ojos de la calabaza!»

Perro atrapado en una calabaza
Imagen/BECCA ANN HOERNER

Tardo un poco, pero Becca logró quitarle la calabaza a Luke, luego de verlo brincar con ella y reír de sus ocurrencias el perro seguía tan emocionado como al inicio.

La mujer dice que no le sorprende que el perro ya estuviera acechando la calabaza desde el momento que escucho alejarse el auto con su familia.

Día de paseo
Imagen/BECCA ANN HOERNER

No importa el lugar o momento Luke siempre encuentra algo con que divertirse y su familia siempre estará allí para sacarlo de apuros. Becca recuerda:

«Una vez que sacamos esa cosa de su cabeza, se comportó bastante bien de la misma manera que cuando estaba sobre él. ¡Estaba emocionado de vernos en casa y nos dio algunos besos de agradecimiento por salvar su trasero peludo de la calabaza malvada!».





Ver publicación original

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: