Por lo general, en Minnesota, Estados Unidos, el clima es demasiado frío en el mes de noviembre. Aunque las personas están encerradas debido a la pandemia, el invierno se siente, y hace que la gente encuentre algún tipo de pasatiempo.

Nick Greatens y su pareja, llevaban mucho tiempo encerrados, por lo que decidieron probar dos actividades para pasar el tiempo de invierno y cuarentena, así que la pareja se inscribió voluntariamente para cuidar perros rescatados y quisieron aprender a tejer, pero nunca pensaron que estas dos actividades irían de la mano.

En medio de un proceso de crianza, el hombre le hizo un atuendo tejido para uno de los perros acogidos para ayudarlo a conseguir una familia.

Hombre hace un atuendo especial para un perrito

Perrito rescatado
Imagen | RUFF START RESCUE

Nick y su pareja, iniciaron su proceso de crianza con una pareja de chihuahuas mayores que estaban vinculados al centro de rescate de animales Ruff Start Rescue. Los chihuahuas, llamados Agnarr y Yelena, fueron rescatados porque vivían en una situación de acaparamiento, por lo que no confiaban en las personas.

Nick dijo a The Dodo:

«Al principio, eran extremadamente tímidos y apenas podíamos tocarlos, pero después de un par de días se abrieron. Ahora siempre quieren abrazos».

Agnarr
Imagen | RUFF START RESCUE

Agnarr demostraba ser muy ansioso, pero a medida que los días pasaban, él y su Yelena comenzaron a confiar más en sus cuidadores. Ambos perritos comenzaron a acercarse más a sus humanos, pero Nick y Agnarr, estaban formando una relación muy especial y compartían tiempo juntos.

El hombre era consciente de que la pareja de perritos que habían acogido, tendría una serie de problemas para ser adoptados, y sabían que tenían que ayudarlos.

Los chihuahuas no solo eran dos perritos de avanzada edad, sino que también debían ser adoptados juntos, ya que son inseparables.

Perrito con suéter
Facebook/ RUFF START RESCUE

Nick comentó:

«Son emocionalmente dependientes. Pasan la mayor parte del día abrazados y tomando una siesta en el sofá».

Yelena se caracteriza por ser una perrita tranquila que solo quiere dormir, pero Agnarr es un cascarrabias que defiende su territorio a pesar de su tamaño. Agnarr solo pesa 7 libras y por su edad apenas tiene un diente bueno, así que no da tanto miedo enfrentarse al viejito gruñón.

Nick mejoró su vínculo con los perros, sobre todo con Agnarr, y sus habilidades tejiendo prendas en crochet se iban perfeccionando cada día.

Sombrero perrito
Facebook/ RUFF START RESCUE

Cuando tenía una reunión de trabajo, Nick siempre practicaba sus tejidos en crochet con el fin de mantener sus manos ocupadas y mente despejada. Aunque su destreza a la hora de tejer iba mejorando, Nick todavía no estaba listo para asumir un proyecto grande o emprender con su arte.

Él pensaba que todavía no contaba con la paciencia suficiente para hacer una prenda para un humano, por lo que se le ocurrió una idea, y decidió dar el primer paso tejiendo un par de pequeños suéteres para sus dos chihuahuas rescatados, y así protegerlos del frío.

Hombre hace atuendo mascota
Facebook/ RUFF START RESCUE

Además de protegerlos del frío, el hombre esperaba que estos atuendos sirvieran para llamar la atención de las posibles familias adoptantes y encontraran un hogar. Agnarr se dio cuenta de lo elegante que lucía con su nuevo suéter y al parecer estaba muy contento porque se sentía muy cómodo, menos con el sombrero.

Luego de haber tenido una vida difícil, el par de chihuahuas pasaron a ser los perritos mejor vestidos del vecindario y lo demostraban con orgullo.

Hombre hace atuendo
Facebook/ RUFF START RESCUE

Después de pasar varios meses buscando la familia adecuada, Agnarr y Yelena, finalmente fueron adoptados juntos. Ahora, ambos se encuentran con su amorosa familia prometiendo seguir marcando las tendencias de moda en la ciudad.





Ver publicación original

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: