Adrián Conde

¿Te estás planteando introducir un segundo gato en casa? Quizás sea una decisión muy acertada, ya que es verdad que si nos decantamos por una opción siempre mejor 2 gatos que uno solo. Ahora bien, para que los dos gatos se lleven bien debes saber hacer una introducción adecuada, ya que puede determinar bastante el resultado de esta relación. Si quieres saber como introducir perro y gato consulta esta otra entrada.

Qué tienes que saber antes de introducir un segundo gato

Tienes que tener claro que aunque pueda suponer beneficios para el gato que ya tienes, debes saber que tu juegas un papel fundamental en la futura calidad de vida de ellos ¿Tienes solvencia económica como para hacer frente a lo que conlleva tener 2 gatos? Y no solo hablo de las necesidades básicas, si no de posibles imprevistos que puedan llegar a surgir. ¿Tienes tiempo? Es un grave error pensar que los gatos no necesitan que les dediquemos tiempo

Los recursos un punto importante

Si hay una escasez de recursos: bandejas, rascadores, comederos y bebederos, juguetes etcétera es más fácil que haya conflictos. Asegúrate de tener todos estos utensilios para cada uno y repartidos por la casa, si luego quieren compartir es cosa suya. Además es importante que tengan alturas y sitios para esconderse.

Las feromonas son una ayuda para introducir un segundo gato

Las feromonas faciales felinas como Feliway (tienes un vídeo explicativo en mi canal de youtube), ayudan a tolerar mejor y minimizar el estrés de los cambios, y un segundo gato sin duda es un gran cambio. Unos días antes pon el enchufe con feromonas en la estancia de la habitación donde pase más tiempo tu gato y pon otro en la habitación donde se va a alojar el segundo gato a su llegada.

Protocolo de 4 pasos para introducir un segundo gato

Hay varios protocolos y maneras de hacerlo pero te voy a explicar de manera resumida como hacerlo en 4 pasos

Primer paso: gatos separados

Preparar una zona o habitación donde se va a alojar el segundo gato (el nuevo). Esta habitación debe tener todo lo necesario: comedero y bebedero, bandeja de arena, sitios para expresar sus conductas como altura, rascador, sitios para esconderse…

El trasportín en el que haya llegado el nuevo gato se puede dejar en otra zona de la casa, para que el gato que ya tenemos pueda ir captando el olor, incluso podemos positivizar el olor poniéndole latita al lado o sus snacks favoritos.

Segundo paso: Intercambio de territorios

Pasado uno o dos días (dependerá de cada animal) si el gato residente está tranquilo  y el nuevo está adaptado a nosotros, pasamos a intercambiar los territorios. De esta manera ayudarás al nuevo a conocer la casa y al que ya tienes a seguir familiarizándose con los olores del nuevo inquilino.

Podemos potenciar un poco más esta mezcla de olores y frotar una paño por mejillas y frente del gato e intercambiarlos y dejarlos en el suelo, luego podemos frotar a cada gato con el paño del otro.

Si todo va bien podemos pasar al tercer paso, si vemos que alguno reacciona con agresividad, miedo, intraquilidad… pararemos el ejercicio y lo volveremos a intentar pasado unos días.

Tercer paso: Contacto visual

Si lo pasos anteriores han ido bien, el contacto visual es la siguiente toma de contacto y lo puedes hacer de varias maneras:

  • Si están habituados al transportín coloca al gato más tranquilo dentro con snacks y pon snacks alrededor del transportín con cierta distancia que podemos ir acortando.
  • Si no están habituados, puedes utilizar una separación física pero que permita el contacto visual como una reja.

Esto lo puedes hacer unas 3-5 veces al día.

Cuarto paso: Contacto directo

Si los 3 pasos anteriores han sido buenos, estáis preparados para el último paso. Recuerda que en todos los pasos debe haber tranquilidad y que si alguno de los gatos demuestra incomodidad debes retroceder hacia el paso anterior e intentarlo otro día.

En este paso la supervisión es más importante aún, para evitar que si alguno de los gatos actúa con miedo o agresividad acabe mal.

Una manera de empezar a hacer el contacto directo es como en el paso 3 pero sin barrera que los separe. Repite el ejercicio algunas veces y sobre todo los primeros días estate alerta para detectar posibles cambios.

¡ENHORABUENA! ya tienes al nuevo gato introducido

Recuerda que la cosa puede ser rápida en cuestión de 4-5 días o más lenta. Si se prolonga más de 2 semanas o alguno de los gatos presenta problemas acude a un veterinario especializado en etología

Ver publicación origial

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: