Mientras daba un paseo en bicicleta junto a su padre en noviembre del año pasado, Blessie Mae Ayalde, se encontró a un gato sin hogar en las devastadas calles de Filipinas debido a los fuertes tifones. La carita gris de un felino se asomaba entre el barro, y Blessie se sorprendió al verlo parpadear.

La joven no pensó encontrar al gato sin hogar con vida, pero al verlo parpadear se acercó y comenzó a llamarlo; para su sorpresa la pequeña criatura que resultó ser una niña corrió a su llamado. A pesar de que deseaba llevarla a casa no tenía cómo transportarla y debió dejarla en aquel lugar esa noche.

La joven le dijo a The Dodo:

«Estábamos inspeccionando la orilla del río, que estaba embarrada y cubierta de basura cuando la encontré allí junto a los árboles de bambú. Parecía que se ahogó en la inundación y quedó atrapada cerca de los árboles de bambú como toda la basura».

Gato sin hogar está irreconocible después de su rescate

Gatito es rescatado de la calle
Imagen/ Blessie Mae Ayalde

Blessie lamentaba no poder llevar al gato sin hogar con ella en aquel momento. La joven recuerda:

«Ella realmente hablaba y amaba las caricias. Comenzó a frotar su cuerpo y su cabeza sobre mí como si nos conociéramos desde hace años. Así es como supe: ‘Ah, este gato quiere que la ayude’».

Pequeño gato encontrado
Imagen/ Blessie Mae Ayalde

A la mañana siguiente mientras seguía pensando en la pequeña gatita, la joven tomó una bolsa y partió al lugar donde la gatita se encontraba.

Blessie cuenta:

«No pude dormir esa noche y seguí preocupándome por ella. Entonces, a la mañana siguiente, tomé una bolsa reutilizable y volví al lugar donde la encontré, esperando que todavía estuviera allí”.

Cuando llegó al lugar, Blessie encontró a la gatita, pero ahora se veía débil y enferma, tan pronto como la vio maulló y se acercó reconociéndola, pero evidentemente su energía había disminuido al pasar las horas.

La joven tomó a la gatita y la llevó a casa para cuidar de ella. La llamó Alon y le dio un baño y comida con ayuda de una jeringa, y poco a poco las fuerzas de Alon se reestablecían.

Felino rescatado
Imagen/ Blessie Mae Ayalde

Gracias al amor y cuidados de la joven, la gatita comenzó a mostrar su personalidad; incluso su apariencia dio un gran cambio.

Blessie dijo:

“Le encanta correr por la casa y saltar tanto que pensé que era un canguro. ¡Ella es súper habladora! Sus maullidos son consecutivos y no para. Incluso aprendió de mi otro gato cómo llamar nuestra atención, así que ahora siempre nos llama en voz alta».

Hermoso gatito sin hogar rescatado
Imagen/ Blessie Mae Ayalde

Blessie descubrió que Alon estaba cubierta de aceite de autos y al cambiar los jabones y darle otro baño se dio cuenta de que bajo todo eso se escondía un encantador pelaje blanco y esponjoso.

Blessie agregó:

“Recuerdo reírme mucho porque en realidad tengo otro gato que se parece exactamente a ella. Tienen el mismo pelaje y patrón. Mi familia a menudo los confunde entre sí por lo idénticos que se ven».

Gato sin hogar luce irreconocible
Imagen/ Blessie Mae Ayalde

Gracias al amor y cuidados de Blessie, Alon encontró una nueva oportunidad y una adorable familia; luce irreconocible a poco tiempo de su rescate y es una gatita feliz y traviesa.





Ver publicación original

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • Agregar un comentario

    Tal vez quieras leer: